Sexohumoradas

14 10 2009

Es hora de ponernos divertidos, y vulgares. Sólo son imágenes, sí… pero bien que arrancan una que otra carcajada. Asombra de repente como le gusta a la gente andar bromeando con respecto al tema del sexo, que actualmente, ya no es sino algo totalmente cotidiano, que hablas hasta con extraños, sin la verguenza de los siglos pasados. Así que… ¿por qué no reir con diversión sana en base a ello? Sexo sano, risa sana, ¿no?

Las apariencias engañan, ¿no?

Apariencias

 

Un huesito…

huesito

 

Morbosas…

morbosas

 

Mujeres = a Problemas…?

mujerproblemas 

Pegamento… ingenioso?

pegamento

No cabe duda que nos causan risa… no se pierdan!

Anuncios




I’m in love with Emmanuelle Mimieux (updeiteado)

12 10 2009

Olviden todo lo que sabían acerca de Nazis y en especial sobre la polémica y misteriosa muerte de uno de los dictadores mas grandes de la historia. Adolf Hitler murió…

Caray! Justo lo que necesitaba para recuperar esa chispa (si es que alguna vez la tuve) que siento haber perdido hace ya un buen rato. No se si de verdad haber visto Inglorious Basterds haya sido suficiente, pero cuando menos ahorita estoy complacido con el resultado.

Nota: para que se den una idea de cuan complacido estoy, entré el viernes a la primera función como era debido, acompañado de una caja de pañuelos desechables y un frasquito de VapoRub (lo siento tengo fantasías muy cabronas. Soy un tipo complicado) y ambos se acabaron en menos de dos horas.

Estoy consciente de que me senté en una sala de cine a ver la que sin duda es una de las películas mas esperadas, y por ende, una de las mas hypeadas del año, sino es que la más, lo cual eleva sus probabilidades de fracaso y disminuye las de éxito.

Dicho esto, para mí, la película triunfa rotundamente, pero para que esto suceda, primero lo primero. Hay que saber a que te estas metiendo. En realidad la película resulta ser una especie de fan-fic histórico (cuando la vean entenderán a que me refiero) bajo la dirección de un güey muy obsesivo como lo es Tarantino. Como consecuencia, no esperen la recreación exacta de los hechos o un copy/paste de lo que pasó hace ya casí 65 años. Tal vez un filme con base en un hecho histórico verídico y factoides completamete verosímiles, pero con algunos datos no precisamente correctos. Sí. Pero NO-UNA RECREACIÓN-EXACTA-DE LA REALIDAD. Entonces no empiecen a joder con estupideces, porque no faltarán pendejos que digan ‘Tss, ora, pero asi ni fue de a deveras. Así no paso en la realidad. Pinche película fea.’ EN-TIEN-DAN.

Con el disclaimer hecho, ahora si, a lo que me truje. Auí les va mi reseña.

Como era de esperarse, gran parte de las emociones generadas a lo largo de la película son llevadas de manera soberbia por un soundtrack magnífico y un guión espléndido. El soundtrack es como mezclar Pulp Fiction, Kill Bill, Full Metal Jacket y algo de Ennio Morricone y la cantidad de humor negro que encontrarán es directamente proporcional a la cantidad de sangre que hay en la película. En ese aspecto la película es muy complaciente tanto para los fans como para el gringo promedio que quiere ir a ver sangre y cagarse de risa de chistes con doble sentido que no capta por completo. Bajo esa perspectiva complace, mas a los segundos que a los primeros.

El casting es maravilloso, y contrario a lo que muchos pensarían, Brad Pitt es justo la parte mas débil de toda la película en ese aspecto, muy a mi pesar. Se enamorarán de este bombón francés, lleno de coraje, venganza y ovarios del tamaño de la  Nostromo, de nombre Melanie Laurent (ahora si me caso mano). Hans Landa es un verdadero hijo de puta. Uno de esos villanos sin escrúpulos como ya no los hacen; capaz de traicionar a una nación entera y matar incluso a su Santidad, o peor aún, al mismísimo Maikel (eso si es ser cruel y despiadado), y volarse el huevo derecho de un escopetazo si es nececesario, con tal de conseguir lo que quieren. El speech que este tipejo le echa al granjero francés al principio de la película, muy a la Jules Winnfield a Tim Roth en Pulp Fiction, Mr. Pink en Reservoir Dogs, Bill  Beatrix en Kill Bill Vol. II o a la Vicenzo Coccotti al Dennis Hopper en True Romance. Sí todos esos diálogos y speechs que guaradan un lugar en el salón de la fama del cine, son escritos por Tarantino.

Los bastardos tienen una gran personalidad. Tienen huevos, pero probablemente Brad Pitt no fue la mejor opción para el papel de Lt. Aldo Raine. El güey tiene personalidad, pero lamentablemente no inspira una autoridad realmente imponente. El güey es mas el dueño del circo que el líder de una pequeña organización secreta de militares que hacen justicia de la manera más barbárica posible. Aún con ello, este pequeño desacierto, que pareció mas un acierto de marketing que un error de casting, se disuleve muy bien entre todos los elementos de la película que no recae en ningún otro error, por lo menos no grave o visible.

La conclusión es que, esta fantasía bélica se ha convertido, en mi humilde opinión, en la mejor película de lo que del año sobre cualquier otra que puedan mencionar, venciendo al siempre contraproducente hype. Probablemente estoy siendo demasiado inocente y poco a poco, conforme pase el tiempo, me iré decepcionando de ella, pero hasta el momento, lo unico que me dejó un poco triste es que, en realidad la película se enfoca mas en el desmadrito que se genera al entrelazarse ambas venganzas, mas que realmente en la crueldad y las imágenes de violencia explícita de los Bastardos matando nazis al por mayor. De hecho, después del speech de Hans Landa y toda la planeación de la venganza tanto de Emmanuelle como de los Bastardos, hay un momento en que la película se cae y afortunadamente para todos, se levanta sin problemas. Aún así el resto de la película compensa la ausencia de imagenes de violencia extrema. Y si me preguntan, Inglorious Basterds, no es la mejor película de Tarantino. La pondría en el tercer lugar después Pulp Fiction y Reservoir Dogs.

Do you Americans speak any other language besides English? Ame este quote de Bridget von Hammersmark interpretado por este otro bombón de nombre Diane Kruger. Espero le entiendan.

Por cierto, que pedo con los pendejitos que se encargan de cortar los boletitos de cine para que puedas entrar a ala sala en Pabellón Cuauhtémoc, mi acompañante y yo entrámos como si nada y nadie nos peló. Nadie llegó a cortar nuestros boletos. Pude haber entrado sin compar boleto y nadie se hubiera dado cuenta. Soy demasiado honesto. Si no me creen vean esto.

Como amo a Emmanuelle Mimieux





13.- Amor En Tus Ojos

9 10 2009

Después de los “medio alocados” capítulos anteriores (respectivamente hablando, del 9-11), llega el ya #13. Un poco más calmadito, no tan provocador pero igual de interesante para quienes han seguido el pequeño fan-fic. No se pierdan, y pues el tiempo de cambio le anda llegando a nuestro querido Le Blogué, en cuanto a formato, ahí vayan checando los nuevos cambios…

Weasley

Se acercó cauteloso, tierno en su andar. Sabía que debía tener calma y mostrarse sereno ante ella, si es que quería recuperarla. Cómo explicarle ese erizamiento en la piel con solo sentirla, con solo observar esos cabellos Moviéndose al compás del viento y siguiendo el sonido de las hojas. Pero como decirlo, si ya era tema antiguo, si el destino ya estaba trazado y sentenciado para ambos y ella no querría saber de segundas oportunidades, ¿por qué intentarlo, por que llorarle y sostenerse de sus rodillas pidiendo perdón, suplicarle piedad para un corazón herido… para un corazón herido, para una mente desquiciada?

                Hermione por su parte se sintió algo nerviosa. Observó esa mirada verde apacible, que le dedicaban el recuerdo de una historia de amor, de una querida historia de amor.

                Y quizá eso le obligaba a sentirse incómoda. Recordar esos infinitos abrazos, esos interminables susurros en que se prometía amor, en que se prometía sinceridad y consuelo del bueno… recordaba con solo mirar ese brillo infantil, ese carisma excepcional que solo Harry sabía transmitir, una enseñanza completa, una primera vez de entrega.

                Con solo detener, detener un instante la mirada en esas manos blancas, en esas manos que ella estaba segura que seguían igual de tersas, igual de cálidas y finas… en esas manos de minucioso recorrer, de detallado andar, que cumplieron su labor con dulzura y estremecimientos por doquier.

                Era amor… o quizá no, tal vez era solo un instinto que se siente por el amor pasado, nadie lo sabía; solo se percibía un ambiente de paz mezclada con impaciencia, de locura mezclada con razón… de amor mezclado con recelo. Sólo en esos ojos estaba la respuesta.

                -¿El profesor Snape? -preguntó volviendo en sí Hermione, pensando recién en ese momento para que la querría.

                -Sí… el profesor Snape… -contestó rápidamente Harry mientras se secaba la transpiración de la frente.

                -Bien, voy en seguida… -dijo secándose las lágrimas anteriores y limpiándose la falda del pasto impregnado- …me pregunto qué querrá…

                -Si te dice algo, -dijo Harry, dándole la espalda- te está esperando con Malfoy…

                Hermione no se atrevió a mencionar palabra alguna, ningún sonido diferente a su respiración abrumada salió de sus labios.

                Harry comenzó a avanzar a pasos apresurados delante de Hermione. Se había metido las manos en los bolsillos y la cabeza la había agachado para esconder su melancolía… esa melancolía, esa tristeza que sentía al saber que con sólo nombrar a Draco Malfoy, un efecto pendenciero en la chica de ojos miel se producía de inmediato.

                Hermione seguía los pasos de Harry en silencio, mientras su cabeza no dejaba de tratar de adivinar que querría decirle.

                Finalmente entraron al castillo, ambos con el corazón apretado y la garganta árida. Se dirigieron a la mazmorra del abominable profesor de Pociones, con un dolor que traslucían sus ojos, que traslucían lo esmeralda y lo miel de un amor olvidado. Hermione se disponía a golpear la puerta, cuando Harry le detuvo la mano poniendo la de él encima; apretando con fuerza.

                -Hermione… -dijo en una voz trémula.

                -¿Sí? -preguntó Hermione nerviosa.

                -Te amo -confesó Harry mordiéndose los labios con ternura.

                Hermione se soltó de la mano de Harry y golpeó la puerta con resolución. Una voz agresiva se escuchó desde adentro.

                -Entre señorita Granger, el señor Malfoy y yo la estamos esperando…

                La chica entró de prisa, sin decirle nada más a Harry… a Harry, que después de observarla perderse a través de la puerta, se agarró los cabellos negros desordenados y los tironeó… y lo siguió haciendo, hasta entrar a su sala común y encontrarse con Ginny.

                Ginny lo miró con una sombra en sus ojos… con preocupación. Era sin duda pavor, terror.

                -Quiero hablar contigo Harry… es grave… -dijo la chica poniéndose de pie y soltando los pergaminos que sostenían antes sus manos.

                Harry asintió levemente con la cabeza.

                -Estoy embarazada Harry… vamos a ser padres.

                Harry se sentó en el suelo… rogando que no fuera cierto lo que acababa de escuchar.

 

-*-

 

                -Pensé que se demoraría más en llegar señorita Granger… -comentó el profesor en tono acusador- como envié a buscarla con el señor Potter.

                -¿Qué quiere profesor? -preguntó con voz algo violenta.

                Hermione miró de inmediato a Draco. Éste estaba sentado frente al profesor, con una mano que sostenía una pluma y con la otra hacía varios movimientos, que indicaban claramente un estado de nerviosismo. Su mirada gris estaba concentrada en la pluma y sólo cuando Hermione habló, soltó su distracción y se preparó para ver la reacción en Hermione que el profesor tenía que decir… y que él ya la conocía en todo su esplendor.

                -Es muy simple señorita, -comenzó a decir Snape mirándola con severidad y en un tono perfectamente petulante y despectivo-. Tendrá que cumplir un castigo… un castigo muy parecido a la vez anterior.

                -¿Con Malfoy? -interrumpió la chica mirándolo con sorpresa en sus ojos.

                -Obviamente señorita… -contestó poniéndose de pie y acercándose levemente hacia la puerta.

                Draco no hablaba, si su respiración no irrumpiera en el silencio incómodo de la habitación, se creería perfectamente que ya se hubiera marchado.

                -Pueden retirarse… -dijo el profesor abriendo la puerta- luego les diré en qué consiste específicamente, tiene que ser un buen castigo, pues la barbaridad que vi cometiendo… en fin, para que repetir algo de tan mal gusto.

                Draco esbozó una sonrisa coqueta en cuanto escuchó “barbaridad”, y dirigió levemente la mirada a la pluma para dejarla en su puesto original. Hermione fue la primera en salir huyendo de la mirada lujuriosa que le dirigían ciertos ojos grises… que lograban nuevamente su objetivo de ponerla nerviosa y de comenzar a delirar.

                -No podrás escapar de mi Hermione… por mucho que huyas, yo estoy trazado en tu destino como un virus.

                -N o Draco, -dijo volteando en forma desafiante- no es así… yo me encargaré de encontrar una solución… -objetó con seguridad.

                -¿Piensas buscar en la biblioteca? -preguntó Draco en tono burlesco.

                -Supongo, no es mala idea… -contestó Hermione digiriendo sus pasos a las escaleras.

                -Vamos ahora… de inmediato… yo te acompaño.

                -Como quieras, así haremos lo que sea para que todo este maldito hechizo se acabe de una vez por todas.

                Hermione tomo la batuta del camino hacia la biblioteca, segura de que debería existir alguna posibilidad de solución, de que tal vez no había leído por completo ese libro aquella noche… aquella noche, aquella noche, aquella noche.

                -Aquella noche… -dijo finalmente la chica sin darse cuenta que sus pensamientos habían salido de sus labios.

                -¿Aquella noche qué? ¿Cuál de todas?

                -Cierra la boca -contestó la chica.

                -Pues no pienso hacerlo.

                -Si no quieres callarte lo haré yo… ¡¡¡TE ODIO, SIEMPRE ME HACES CAER EN LO MISMO!!!

                Las carcajadas de Draco fueron interrumpidas por el gesto de Hermione de abrir la puerta. Había entrado en la biblioteca, y se sorprendió al ver cenizas regadas por la mesa de la bibliotecaria.

                -¿Qué pasó aquí? -preguntó Hermione con los ojos totalmente dilatados.

                -Se quemó un libro de la Sección Prohibida… -le contestó algo furiosa la señora Prince.

                Hermione volteó para mirar a Draco, quién reía sin preocuparse de disimularlo; con los ojos pidió una explicación.

                -Si… y fue nuestra culpa -afirmó Draco con seguridad.

                -Imposible, imposible, imposible, imposible… -repetía mientras caía al suelo paulatinamente con su espalda afirmada a la muralla.

                -Es mejor que hagas tus espectáculos de llanto en otra parte… –opinó Draco algo divertido.

                Hermione se levantó del suelo en forma que rayaba en lo violento. Se arregló el cabello y salió ante la mirada sorprendida y curiosa de la bibliotecaria. Draco salió detrás de ella en pasos agigantados, para poder alcanzarla. Todo estaba perdido, pensaba Hermione. La única opción de librarse del hechizo de Draco, podría estar en ese libro, en ese libro que extrañamente había desaparecido.

                Sus pasos la dirigieron por pasillos misteriosos, donde ella no tenía plena conciencia del lugar exacto ni de como regresar. Además ahí estaban esos pasos ligeros que le seguían, esa respiración que ya sentía que le estremecían todo su ser, toda su alma… y ella escapaba, escapaba de ese sentir, que ella no quería reconocer como amor; pero que sin embargo lo era… muy en el fondo lo era.

                Draco le seguía, sin tener intenciones de detenerse o desistir de su propósito… del propósito de escuchar una confesión, una resignación por parte de Hermione… quería sentirse triunfador, triunfador de que ella, de que aquella chica testaruda le dijera “TE AMO”, un “Te amo” sincero.

                Finalmente Hermione, se detuvo ante una puerta… que abrió lentamente para tratar de ocultarse de Draco. Pero éste fue más hábil y se interpuso a ese gesto cobarde.

                -¿Por qué me trajiste aquí? -preguntó el chico de ojos sagazmente grises mientras se aseguraba de cerrar bien la puerta a sus espaldas.

                Hermione no entendiendo la pregunta, levantó la vista, donde se pudo ver con claridad unos ojos color miel, hinchados y rojos por el llanto.

                -¿Aquí dónde?

                -Aquí… en la sala de trofeos… -dijo Draco mirando a su alrededor- donde antes… donde antes te dije que le dijeras todo a Potter y que demostraras que eres una Griffindor… ¿lo recuerdas?

                Hermione buscó una esquina, donde con su propio cuerpo se cubrió de un frío que le vino de repente.

                -Sí, lo recuerdo… como no hacerlo.

                Malfoy se acercó sacándose la capa negra y cubriendo a Hermione con ella. Era una situación realmente incómoda.

 

FLASH BACK DE “GINNY Y HARRY”

 

                -No puede ser cierto… ¡¡¡¡¡dime que no es cierto!!!! -gritó poniéndose de pie y mirando a Ginny con severidad en sus ojos verdes, no propios de ellos.

                -¡¡¡Qué más quisiera yo!!! ¿Tú crees que esto es lo que quiero para mí? -preguntó de la misma forma- le escribiré a mi madre, ella nos dirá que hacer.

                -¿¿¡¡¡A tu madre!!!?? ¿Acaso estás loca?

                -¿Y qué quieres que haga?, de todos modos se enterara… es mejor que le diga desde antes.

                -Pero, pero… pero, ¿y tus estudios?-dijo Harry tratando de calmarse.

                -No lo sé… supongo que trataremos de hablar con Dumbledore.

                -Ginny… ¿qué esperas de todo esto?, ¿qué me case contigo y vivamos juntos toda la vida?

                -Pues deberías -dijo una voz seca y furiosa.

                Ginny lo miró con perplejidad en sus ojos claros. Su cara estaba totalmente encendida y unas lágrimas comenzaron a asomarse por un rostro antes pecoso y ahora con un poco de acné.

                -RON… RON, LO SIENTO… -dijo Harry aturdido.

 

“FIN DE FLASH BACK”

 

                Incomoda por que los recuerdos se venían a la mente sin querer hacerlo, venían sólo porque querían hacerlo… o porque una extraña voz les decía que vinieran a perturbar aún más a dos jóvenes amantes.

                -No entiendo todo esto que está pasando… -dijo Hermione con voz grave- no entiendo al profesor Snape y su castigo, porque no nos dijo qué diablos quiere que hagamos ahora… no te entiendo a ti; y lo peor de todo, es que ya no me entiendo ni a mi misma…

                -Eso es normal -contestó Draco en forma diáfana- todo esto empezó por algo inexplicable.

                -¡Pero es que yo no concibo que tú seas mi verdadero amor! Es imposible, simplemente imposible.

                -Suena lógico.

                Se mantuvieron en silencio durante algunos minutos. Y quizá eso le permitió a Draco a recorrer la sala en un buscar minucioso. Buscaba algo que ni siquiera él sabía lo que era, simplemente un palpitar en el pecho le decía que buscara.

                Finalmente encontró algo… era una tapa y una contratapa de un libro, con solo las hojas primeras y finales.

                -Hermione… ¡¡¡Granger!!! -gritó desesperado al ver a la chica que no se movía- mira lo que encontré.

                -¿Qué encontraste? ¿A Bin Laden?

                -¿A quién? Bueno, sea lo que sea, encontré el libro…

                -¡¡¡De qué libro me estás hablando!!! -gritó algo enojada Hermione y poniéndose de pie con algo de dificultad.

                -El de “hechizos amorosos”… -le respondió Draco extendiendo el brazo para enseñarle mejor el libro.

                -Pero… pero… pero, es imposible, ¿cómo llegó aquí?

                Hermione tomó el libro entre sus manos temblorosas, con lo que pudo constatar de que no estaba completo pero, le faltan hojas.

                -Ya entiendo -susurró Draco débilmente.

                -¿Entiendes qué?

                -Piensa Hermione, piensa…

                -¿SABES? Es mejor que te vayas, y que me dejes pensar en paz… -se excusó la chica indicándole la puerta.

                -¿Por qué? ¿Te pongo nervioso? -dijo volteando y mirándole con locura. -¡¡¡¡Nooooo!!!!

                -¡¡Entonces mírame!! Deja de evadir mi mirada… ¿qué no te das cuenta que solo así puedo decirte… lo que siento, ¿qué no te has dado cuenta?

                Hermione se quedó en silencio… en ese silencio pendenciero y devastador. si, ella se había dado cuenta hace mucho… desde esas veinticuatro horas en el bosque, pero nunca se había atrevido a decir lo que veía en esos ojos grises arrolladores, libidinosos y desenfrenados; por miedo a una burla o a un rechazo.

                -¿Y qué se supone que me están diciendo ahora?-preguntó La chica algo amenazadora.

                -¿Qué no lo adivinas?

                Sí, sí lo adivinaba… y mientras tanto, las manos de Draco comenzaron a pasar sigilosamente por detrás del cuello suave de la chica.

                -¿PERO SERÍA LO QUE ELLA PENSABA?, ¿SERÍA AMOR?





Skins

17 09 2009

Si creen que las seriecillas estadounidenses son las que mejor retratan la locura adolescente; si creen que Rebelde fue la onda; si creen que DeGrassi, American Pie, o cualquiera que se les parezca, son increíblemente buenas, bueno están equivocados. Finalmente a nuestro país, llega la aclamada serie británica Skinsque no tiene nada que pedirle a todo lo mencionado arriba, sino que al contrario, lo barre por el suelo.

Skins

Ganadora de dos premios BAFTA, la serie fue estrenada en Reinon Unido el 25 de enero del 2007, y actualmente ya va por su cuarta temporada. Skins no se trata simplemente de el típico drama adolescente. Es mucho más que eso. Pero… ¿de qué habla?

Escrita y creada por Bryan Elsley y Jamie Brittain, Skins nos presenta a un grupo de adolescentes de diecisiete años, habitantes de Bristol, al sur de Inglaterra, que buscan lidiar con su vida (nada agraciada), en un ambiente en que la sociedad ya no tiene escrúpulos, en que lo salvaje es lo moderno, y las reglas no existen.

Skins Cast

SKINS: Adolescentes con trauma existencial

Si bien los personajes podrían caer en el estereotipo común, tienen un desarrollo de personalidad bastante complicado, la historia es sólida, pero no asombrosa, sino convencional, actual y directa, pero lo más interesante de esta serie es el estado perturbante de soledad, o desentendimiento en que te deja después de ver un episodio. Una característica extraña, es que cada capítulo te narra algo de un personaje, y no tienen tanta secuencia entre sí, aunque sí tiene tramas en el background que se entrelazan en toda la temporada.

Se presentan varios problemas a lo largo de la trama: religiosos, narcisismo, tendencias suicidas, desórdenes alimenticios, sexo, drogádicción, homosexualidad; todos de manera cruda, fría pero sorprendentemente real. Podrían parecer una exageración, pero si pensamos bien, son asuntos con los que millones de jóvenes lidian actualmente en todo el mundo, y no sólo muestra la dificultad de la toma de decisiones, sino las desastrosas consecuencias que le siguen a todos estos problemas.

Chris

Chris montándose a una loca, mientras Anwar observa de manera traumante…

Las temporadas duran aproximadamente unos 8-9 capítulos, y el reparto va cambiando cada dos temporadas. Cabe destacar que el casting usado en la primera, es realmente de ORO, e incluye al ya conocido Nicholas Hoult (About A Boy, The Weather Man) y al recientmente famoso Dev Patel (Slumdog Millionaire… ¿de dónde creen que obtuvo el papel?). Los demás jóvenes, hacen un trabajo excelente, y la mayoría de ellos apenas es la primera vez que actúan para una serie de televisión. (Un aplauso a Hannah Murray por el estupendo y perturbante papel de Cassie, la chica anoréxica).

Cassie

Cassie… EAT!!!

Como era de esperarse, la serie también ha causado bastante revuelo, debido a las altas cantidades de locura sin relas que presenta, sumando aparte escenas de sexo, algunos desnudos totalmente explícitos, etc. Y se ha vuelto ya todo un culto en la tierra anglicana, pues las Skins Parties como la mostrada en el trailer abajo, se han vuelto bastante famosas y ya han causado estragos incluso. (OJO: Trailer no apto para menore de edad ya sea mental o física).

Tony

Tony listo para capturar su futuro éxtasis…

La serie será transmitida por MTV (ya les hacía falta algo bueno), y los primeros dos episodios, pasarán este sábado 19 de septiembre a las 21.00 horas. En lo personal, (vi el pre-estreno) y simplement puedo decir que te deja con una cara de WTF!!! en algunos momentos. Son pocas las series actuales que reflejan problemas de este tipo, y como lo que significa el título, no importa como seamos con los demás por fuera, si perfectos o totalmente problemáticos, todos tenemos secretos guardados bajo la piel.

SKINS HOUSE PARTY = LOCURA TOTAL

Skins Party





El Rechazo De Bella

16 09 2009

He aquí un pequeño video de parodia sobre uno de los más grandes clásicos de nuestro querido Disney. Realmente hay ocio entre los creadores de videos como para hacer esto, pero créanme, vale la pena verlo. No se pierdan Bloguérs!!!

PD: No apto para fanáticos de este filme…





Cerebros = Diferencia Principal

14 09 2009

He aquí un pequeño diagrama de las diferencias entre el cerebro de los hombres, y el de las mujeres…la respuesta a muchas preguntas…

CEREBRO DE UNA MUJER

Woman Brain

CEREBRO DE UN HOMBRE

Man Brain





Aritmética…

12 09 2009

Numbers

Una pareja se conoce en  un bar. Después de dos copas, ella, de manera muy vanidosa, pregunta:
Ella: -¿Qué edad crees que tengo?
Él: -Por la mirada… menos de 25 años. Por tu piel, digo que unos 20. Por ese cuerpo… mmm… 18.
Ella, sonriendo: -¡Madre mía! Tú sí que sabes seducir a una mujer… y ahora, dime ¿qué vas a hacer?
Él:   -¡¡¡PUES LA PINCHE SUMA!!!

PD: Los números sirven para todo…