Review: District 9 (2009)

21 10 2009

4.5 out of 5

4.5 out of 5

 

 

En corto: Un verdadero logro cinematográfico y de ciencia ficción, District 9 contiene todos los elementos de una cinta inteligente, cautivadora y técnicamente soberbia.

District 9 image

Iron Knight reviews District 9

Finalmente se me cumplió el ver District 9 (2009), una de las mejores películas del verano (en USA), que ya anticipaba con ganas desde julio. El filme fue un éxito en taquilla allá (y bien merecido) para un proyecto nada, pero nada ambicioso. Y eso es una de las cosas que mejor te saben de la cinta: es humilde, personal y pequeña.

El primer punto que hay que sacar a luz es el verdadero logro como cineasta debutante del sudafricano Neill Blomkamp, quien anteriormente se ocupara en cortos pequeños, comerciales, anuncios y como animador en 3D. Este wey muestra un gran talento detrás de la cámara y maneja con madurez una trama compleja, con buen ritmo y casi sin tropiezos, que deriva en una cinta cautivadora y, hay que decirlo, bastante emocional, que pinta además a ser un clásico del género.

Situada obviamente en un mundo alterno, District 9 cuenta una historia a fin de cuentas, trágica. Un grupo de alienígenas que llegaron hace más de 20 años a la Tierra, han estado refugiados en el, precisamente, Sector 9, un barrio pues, en Johannesburgo, Sudáfrica (y no es para hacerle promoción al Mundial), debajo de su gigantesca nave, la cual ha estado varada en el aire por todo ese tiempo sin moverse. La MNU asigna la misión de desalojar a los millones de aliens y llevarlos a una nueva especie de campo de concentración, de nombre Sector 10, más alejado de la ciudad. 

District 9 image 2

Durante una buena parte del filme, parece que estás viendo un documental, y de verdad se siente tan correcto, que uno ni lo nota, y ayuda en efecto a contar la historia con mayor coherencia, otorgándola a la vez de algo llamado originalidad: otro de los mayores logros de éste. Dentro de todo esto, conocemos a nuestro protagonista Wikus van de Merwe, brillantemente interpretado por  Sharlton Copley, también sudafricano, quien carga con casi todo el filme, y quien es asignado como el jefe de tal misión. Desgraciadamente, y valga la la redundancia, la desgracia le llega y se ve en la necesidad de ayudar a los aliens. El inicio está muy bien cimentado, y es una fuerte base para el resto del filme. Conforme transcurre, los aspectos “documentalistas” se van desvaneciendo eventualmente llegando a la acción, en un tercer acto que se desnivela.

Por más increíble que parezca, la falla, y la razón para quitarle 1/2 de rating es el guión. Las actuaciones, si bien pocas, son verosímiles, y la dirección es, como ya dije, muy, pero muy acertada. Vamos, hasta los aliens saben actuar. No, no es cierto, pero logran mostrar sentimientos, con tan sólo sus ojos. Ni hablar de los aspectos técnicos de la cinta, que soberbiamente encajan con el filme en general. Un CGI bien usado y moderado (los aliens, o “langostinos” como son llamados a lo largo del filme son también visualmente creíbles), un sonido magnífico (merecedor a una nominación al Oscar), música que encaja y funciona, y efectos increíbles para una películas de tan bajo presupuesto (tan sólo 30 millones). La edición también es buena, pero el manejo de cámara pudo haber sido un poquito mejor cuidado. Por momentos, sientes que se mueve mucho, y a veces esto influye negativamente en el espectador, que se confunde al no poder ver bien lo que sucede en pantalla (cough…Transformers…cough)

District 9 image 5

Pero estábamos en el guión, ¿verdad? Me parece que Blomkamp es mejor director que guionista, y eso se puede notar fácilmente en algunos plot holes que se quedan sin resolver durante el transcurso del filme. La presentación del problema sucede bastante rápido, y para sorpresa, el clímax es el aspecto menos emocionante, y por ende, el menos logrado. Hacia el final, la trama se torna a la acción, que, si bien interesante y nunca aburrida, pudo haber sido menos necesaria. También me quedé con las ganas de que sucediera algo más con la mother ship, pero eso ya es más un capricho.

District 9 (poster 2)

Por último quería mencionar lo genial que fue manejado el marketing de la película. Sin duda un factor importantísimo para su éxito al carecer de renombre por parte de acotres y director, aunque claro, el tener “Peter Jackson pesenta” es suficiente para mostrar interés. Pero el logro aquí es de Blomkamp. Sólo esperemos que no suceda la medio inevitable District 10.

District 9 (2009) es un filme muy bien balanceado que ofrece mucho: acción, drama, humor y hasta algo de gore, para los ávidos de sangre. Incluso cuenta con un mensaje político y moral, que hoy en día es de verdadera importancia. El racismo, la discriminación y la violencia son aspectos que se manejan con delicadeza en este filme que merece y vale la pena checar. Fans del sci-fi, agreguen ésta a su colección.

PD. Por cierto, siempre es un plus ver el trailer de Avatar (2009) en el cine, en pantalla grande.





Review: Tron (1982)

21 09 2009

2.5 out of 5

 2.5 out of 5

 

En corto: Llena de innovadores efectos, Tron poco logra en conectar al espectador, sintiéndose en general, un videojuego filme vacío y sin corazón.

Tron image 3

Iron Knight reviews Tron

Bueno, pues a resultas que hace poco, bueno, no, hace mucho, quise rentar Tron (1982), una película sobre la que no sabía nada, tan sólo por el hecho de verla, ya que la secuela se acercaba y algunos cibernéticos me la recomendaron. Dicho y hecho, me fui directito al Blockbuster más cercano, y después a otros más, sólo para que me dijeran el clásico: No. no la tenemos. Pero te la podemos encargar si quieres. Yo me reprimo un vete a la…  al escuchar el precio, y acudo a mi as bajo la manga: Amazon. Fast forward al presente y aquí estoy, añadiendo dicho filme a mi pequeña colección. ¿Mi reacción? La de masticar un chicle: empieza con buen sabor, y acaba con poco.

TronTron, es, ante todo, una buena pieza de efectos visuales, que marcaría a otras más en el futuro, con buenas secuencias, sonido y f/x, pero con poco manejo de personajes y guión. Por supuesto, si no la han visto, no esperen que se vea como la futura secuela o ya por decirlo, Avatar (2009), pero hay que reconocer que en aquella época, marcó todo un logro, aún cuando ya habíamos visto grandes cosas en 2001: A Space Odyssey (1968), Alien (1979) y la trilogía original de Star Wars (1977-1983); o bien, en el ’82 también,  con la genial Blade Runner (1982).

Pero bueno, vamos al grano. La trama de Tron es simple, y eso le suma algunos puntos que bien la pudieron haber cagado. Se trata de un güey de nombre Kevin Flynn, que trabajaba exitosamente para una gran empresa cibernética (ENCOM) hasta que otro gûey de nombre Dillinger (no, no estoy hablando de Public Enemies (2009)), le roba su invento -unos grandiosos videojuegos- y lo presenta como suyo el muy cabrón, quitándole la chamba a Flynn y mandándolo a trabajar a un sitio en donde dichos juegos están al alcance del público.

Lo malo, es que, en este mundo avanzado, la corporación es casi casi dirigida por una máquina con inteligencia artificial, la Master Control Program (MCP en adelante), quien se ve amenzada con las constantes intentos de Flynn de hackear el sistema y desmantelar el complot de su idea para sacar a la luz la verdad, por lo que cuando Flynn y sus amigos, la Dra. Lora y Alan, entran a los laboratorios a hacer lo suyo, la pinche MCP (que medio se quiere hacer la HAL  de Kubrick), lo convierte en bytes y lo introduce al mundo electrónico. Y aquí empieza lo bueno y lo malo.

Kevin Flynn (young)

¿A poco ese es Jeff Bridges? Sí, sí es.

Es innovador y hasta cierto punto entretenido ver el ingenio de los creadores al retratar con un estilo muy peculiar el “mundo de adentro”, pero incluso aquí, que es el fuerte del filme, hay fallas. Tengo que admitir que en varias ocasiones la ilumninación y los colores son poco adecuados y pueden llegar a ser molestos. Por otra parte, a veces es difícil seguirle la corritente al filme, puesto que uno no ve, o visualiza, por así decirlo, el entorno.

Flynn encuentra que en este mundo, los programas (que se parecen a sus usuarios creadores) rebeldes, y son puestos a combate gladiador (tipo juego) unos con otro  hasta que la muerte les llega, o hasta que acepten al MCP como autoridad y desconozcan a sus usuarios. Afortunadamente, se encuentra con el programa de su amigo Alan, de nombre Tron y a otro programa, de nombre Ram, y juntos se alían para establecer comunicaciones con el mundo exterior. Precisamente, al inicio del filme, nos enteramos que Alan ha creado este programa Tron, para dicho fin.

Pues bien, en medio de sus aventuras, nos muestran una de las mejores cosas de la película: los lightcycles, un juego, en el que los jugadores montan en una especie de moto que despide una pared por detrás. El que choque con ella, pierde, así de sencillo, pero diablos, así de chingón.

Tron image 2

Lectoras y lectores, este es un filme de pura tecnología, como ya había dicho. No podemos criticar a los actores -que hasta eso, funcionan bien (Jeff Bridges y Bruce Boxleitner en particular)- ni al director, quien le pone obviamente más empeño al aspecto visual. Sin embargo, la cinta, en general, entretiene, y más que nada me deja con ganas de ver la ya anticipada secuela Tron Legacy (2010), con parte del cast de regreso, y en la que veremos a un Flynn ya vejón cuyo hijo parte en su búsqueda. La nueva cinta promete una gran experiencia en cines, puesto que será estrenada en IMAX 3D, el 17 de diciembre del próximo año. Sí, aún falta, pero por lo pronto tenemos un pequeño video/trailer promocional para ponernos ansiosos. Por cierto, los lightcycles se ven mejor que nunca.

Kevin Flynn (old)

Miren cómo pasa el tiempo…

Lightcycle

*Format based on Screen Rant’s.





Review: 3:10 To Yuma (2007)

23 08 2009

4 out of 5

4 out of 5

 

 

En corto: Con las fuertes participaciones de Christian Bale y Russell Crowe es más que suficiente para darle el sí a 3:10 To Yuma, aún cuando la trama no parezca de interés.

 3 10 To Yuma image 3

Iron Knight reviews 3:10 To Yuma

Desde que se estrenó esta película me llamó bastante la atención. Hacía mucho que no se veía una “western” hoy en día, y bueno, después de ver algunas críticas no tuve duda de que se trataba de un buen filme. Pero fue hasta hace poco que finalmente recordé rentarla y la pude ver. ¿El resultado? Positivo.

OJO: SPOILER ALERT!!!

3:10 To Yuma es, antes que nada, un remake del filme homónimo de 1957, que, obviamente jamás he visto. Asimismo, ambas cintas están basadas en la historia corta de Elmore Leonard. Como todo remake, la trama se parece a su original, salvo por alguno que otro detalle.

3 10 To YumaDan Evans (Christian Bale) es un ranchero cojo empobrecido, cuyas tierras y vida familiar se ven amenazadas abruptamente por la sequía. Desafortunadamente, le debe dinero a un tipo, que planea vender esas tierras para ferrocarriles, por lo que decide ir al cercano pueblo de Bisbee a negociar un trato.

En su camino con sus dos hijos, observan el asalto del ladrón criminal Ben Wade (Russell Crowe) y su pandilla a una diligencia armada, y pronto acuden a la ayuda del único sobreviviente, el señor Byron McElroy (Peter Fonda). Al llegar los guardias de Bisbee, al lugar (después de escuchar la noticia), Evans les avisa que la banda probablemente esté en Bisbee. En efecto, ahí se encuentran, y después de recibir una respuesta negativa al negociar con el güey a quien le debe, Evans se topa con Wade, y lo retiene lo suficiente para que los guardias del pueblo lo arresten.

El resto del filme es una peligrosa misión que consiste en trasladar a Wade al tren de las 3:10 que lo llevará a la prisión de Yuma, en donde posiblemente sea ejecutado. El trayecto se tornará díficil y será toda una lucha psicológica y de voluntad para el grupo que lo escolta, el cual incluye a Evans, quien se compromete a ayudar a cambio de dinero y la garantía de sus tierras.

La cinta en general resulta muy bien lograda y el guión es sólido. Aquí no hay escenas sosas, ni personajes ridículos, ni situaciones estúpidas. Todo lleva una narrativa bien manejada. Pero son, sin duda, la mayor fortaleza (y lo que resalta), las excelentes actuaciones por parte de los protagonistas, Bale y Crowe, quienes demuestran su calidad y su talento una vez más (¿alguien duda de estos cabrones?). Tan sólo por ellos vale la pena ver elRussell Cowe as Ben Wade filme. Por supuesto sus personajes están muy bien desarrollados; ambos son presentados como hombres con un código de honor a seguir, y con problemas personales, dejando de ser los típicos “bueno” y “malo”. Y ambos actores los enriquecen al darles un carácter que te hace simpatizar con uno y otro, dejándote sin poder decidir a cuál le vas. Incluso pelean muy sutilmente por atraer la atención de William, el hijo mayor de Evans, quien se ve enormemente atraído por el carisma de Wade. Y es que el personaje de Crowe hasta puede ser visto como un diablo, no por nada más de una vez dicen la línea: “No le hables”. Claro, tampoco hay que dejar de lado a Ben Foster que interpreta a Charlie Prince el brutal segundo al mando de Wade, quien lidera a la pandilla hacia el rescate de su jefe, a quien le tienen una profunda lealtad. Cuando ves a este güey, sabes que es de esos con el que no debes meterte. Aquí quizás radique mi único “pero”. Nos presentan a este cabrón como alguien más mamón que el mismo Wade. Pero bueno, la verdad no es gran cosa, porque al otro también hay que temerle, como demuestra al asesinar vilmente a dos de sus escoltas. Oh, otra cosa: la muerte del final me pareció algo que medio que no quedaba, y bastante innecesaria, y el momento clave del desenlace pudo haber sido un poquito mejor.Pero bueno, eso se compensa con una bella y bonita escena final, y muchas que involucran a Cowe, un pinche genio actoral.

La dirección toma buen rumbo bajo la batuta de James Mangold, quien hiciera Identity (2003), un muy rescatable thriller psicológico, y Walk The Line (2005), que le dio el codiciadito Oscar a Reese Witherspoon. Esperemos que este güey no se pierda, porque vale la pena.

3:10 To Yuma hace un aplaudible intento de revivir el western, y si bien, dudo mucho que esté a la altura de otros clásicos, sí tengo las suficientes referencias de que se trata de una mejor cinta que la original, algo que raramente sucede en estos casos. Réntenla, pa’ que vean.

3 10 To Yuma image 2

*Format based on Screen Rant.





Review: Terminator Salvation (2009)

16 08 2009

1 out of 5

1 out of 5

En corto: Terminator Salvation es, por mucho, la peor película del verano.

Terminator Salvation image 3

Iron Knight reviews Terminator Salvation

De entre lo que ha sido un verano bastante mediocre, llega Terminator Salvation (2009), el cuarto filme que nadie pidió de una franquicia que era muy buena dos películas atrás.

OJO: SPOILER ALERT!!!

Mmmm, ¿pues qué decir? Lo que sonaba hace un año como algo medio prometedTerminator Salvationor, salió peor de lo que yo esperaba. Se los pongo así: me gustó más Transformers: Revenge of the Fallen (2009), y eso ya es decir, porque también es un filme descarado y pésimo. Pero eso sí, sus efectos son para quitarse el sombrero (esperen nominación al Oscar en este ámbito), y más aún en IMAX. Pero bueno, como este es un review de Terminator, empecemos a criticarla a lo máximo.

Terminator Salvation se sitúa en el año 2018, en plena Resistencia contra Skynet, (el sistema de inteligencia artificial antagónico de la serie) comandada por John Connor (Christian Bale) y otros. Ah! pero antes hay un flashback verdaderamente mal hecho que te evita mostrar interés desde el inicio.

Bueno el chiste es que un güey llamado Marcus Wright (Sam Worthington) seTerminator Salvation encuentra medio desorientado y conoce a Kyle Reese (Anton Yelchin), joven de vital importancia para ambos bandos puesto que es el padre de Connor (como visto en The Terminator (1984)), por lo que poco después, o más bien, casi enseguida es capturado y su rol se ve enormemente disminuido. Aquí otro mega hoyo: ¿Por qué carajos Skynet no mató a Kyle de una vez y ya? ¿No estaba en su lista de indeseables como el No. 1? Eso no importa, porque luego, Marcus comprometido a liberar a Kyle, es tambíén capturado, pero por la Resistencia, quienes descubren algo infinitamente obvio: es un androide. Ahora aquí hay un error también de mercadotecnia; nos deberían haber reservado el saber de antemano ésto, para añadirle siquiera algo de emoción al uni-dimensional filme. Lo peor es el pinche Marcus se la pasa diciendo que él es humano, cosa que nunca es resuelta, y después de perder el tiempo, Connor hace un pacto con él, para realizar el asalto-clímax a la base de Skynet y rescatar a Kyle. Y tan-tán, pelean un poquín, el Connor disque se muere, y el otro se sacrifica. Y la pregunta es: ¿y todo esto fue para…? Pues, quién sabe, pero McG termina lo que según el es una película y manda a todos a sus casitas.

Como puedes darte cuenta, tanto el guión como el director son una mierda.  De entre dos no hacen ni medio. El pobre director McG, a quien le auguro un Razzie, apenas y puede continuarle y uno se queda esperando todo el pinche filme que algo decente se muestre, pero eso, obviamente, nunca llega. Por supuesto, se agradece que no sea tan larga como Transformers, pero eso es porque no da para más. Hay personajes que vale madres si están o no, y jamás llegas a conectarte con ninguno. El mayor problema de todos: resulta que John Connor NO es el protagonista, es Marcus Wright, y prácticamente todo la cinta recae en él, lo cual no es bueno, porque a pesar de que medio se esfuerce, Sam Worthington no le puede sacar más al papel (esperemos que en Avatar (2009) muestre su potencial); lo mismo sucede con Yelchin, quien se vio mucho mejor en Star Trek (2009). Christian Bale por primera vez le imprime una hueva tremenda a su papel, y de nuevo, el pendejo de McG desaprovecha talentos como Bryce Dallas Howard o Helena Bonham Carter.

Terminator Salvation image 2

John Connor se pregunta por qué su filme no es bueno.

La acción es de mehhh… y el look del filme sólo te da más hueva que hasta bostezas. Lo que sí me emputa es ver a McG queriendo hacer escenas chigonas, que sólo resultan estúpidas, como cuando Marcus “cubre” a una tipa de una explosión, y ambos salen vivitos y coleando. O bien cuando Marcus, se avienta de una pinche altura al agua, y se va rebotando sobre ella. Ajá sí como no…

Algo interesante y que me alegra, es que la cinta recaudó cantidades mediocres en taquilla considerando las expectativas y que Warner la tenía como una gran apuesta. Vamos, hasta The Hangover (2009) ha resultado más palomera.  Ójala y se den cuenta de que cuando acaba una saga, es porque de verdad acaba… No lloren Warner, a Harry Potter aún le faltan dos años…

*Format based on Screen Rant.





Review: Stardust (2007)

7 08 2009

3.5 out of 5

3.5 out of 5 

En corto: Stardust, aunque por momentos se siente clichélada, termina siendo un filme bastante satisfactorio y entretenido.

Stardust image 3

Iron Knight reviews Stardust

Antes que nada, aclaro que este será el formato de todas las críticas de Iron Knight, basado por supuesto en el usado por mi amada Screen Rant:  http://screenrant.com/  La calificación de un filme va desde 0 hasta 5 (.5 cuenta), siendo ésta la más alta. Dicho eso, continuemos.

Stardust empieza con un joven (interpretado por un carismático Ben Barnes) que vive en el pueblo de Wall, llamado así por una pared que es el borde hacia “otro mundo”, supuestamente mágico. El muchacho pues, decide burlar al guardia de esta pared y cruza la pared, entrando a, en efecto, un mundo mágico. Ahí conoce a una esclava muy bonita de la que se enamora, y meses después (ya habiendo regresado a su pueblo), un bebé le llega a la puerta de su casa. De ahí nos vamos al presente en donde el niño ha crecido en un joven (Charlie Cox) llamado Tristán. Ahora bien, el inicio es efectivo, pero hay un pequeño problemita. La paredcilla esa es bastante larga y baja (de altura), ¿y sólo hay un pinche guardia vigilando, sin ningún tipo de defensa?

StardustBueno, el caso es que a este Tritán, al igual que su padre, le entran las ganas de cruzar la barrera, y todo porque le promete a su amor platónico (que no es recíproco) Victoria (una bonita Sienna Miller) llevarle una estrella que ven caer, a cambio de su mano, la cual será pedida por otro güey el día del cumpleaños de ella, o sea, en siete días. Y la muy cabrona aceptará a Tristán sólo si llega antes.

Y aquí comienza la aventura, y lo interesante es que podemos diferenciar en la trama tres historias que de alguna forma tienen que ver con la central (que es la que nos interesa), o sea la búsqueda de Tristán, y hay que reconocerlo, el guión resulta creíble y fresco en este aspecto de entrelazar las historias. La primera de estas sigue la carrera de los príncipes de un reino por recuperar un collar, lo que decidirá al nuevo rey. La segunda (y la más débil) gira en torno a tres brujas vanidosas ya viejas que desean ser jóvenes y bellas de nuevo, y para ello necesitan el corazón de la estrella. Y es que el problema es, como descubre Tristán, que la supuesta estrella resulta ser una joven, que será el blanco de todos.

Las fallas del guión no son muchas, pero sí notorias. ¿Acaso se explica bien cómo es que las estrellas son humanos, y por qué caen? ¿Y acaso son sólo mujeres? Desafortunadamente, las brujas sí resultan ser un peso en contra del filme, y pudieron haber sido mejor planteadas. Las mejores escenas están salteadas por ahí y por aquí, y el girito final como que sale inverosímil. Aunque, dado que esta es una adaptación de una novela (como todas), habría también que ver cómo está ésta.

En cuanto a la actuación, el siempre bienvenido Mark Strong da probablemente la mejor de la película, interpretando al príncipe Septimus. Claire Danes es eficiente y a Michelle Pfeiffer  le falta, pero no está mal. Debo admitir que toma bastante tiempo conectar con Charlie Cox, e incluso al principio pensé que Ben Barnes pudo haber hecho un mejor papel. El güey como que no muestra mucho carisma, pero bueno, termina mejor. Robert DeNiro… pues qué decir, participa en un rol que no aporta nada al filme, y sin embargo, le pone empeño.

Stardust image 2

Los efectos visuales no están de huevos, pero no puedes pedir nada más, y el “look” general de la cinta es un buen acierto. Desde el inicio, sabes que estás un mundo mágico.

En fin, Matthew Vaughn se suma otro punto bueno, después de su debut en Layer Cake (una mejor película). Será interesante (al menos para mí) lo que haga con Kick-Ass, que aún no tiene distribuidora (o sea no tiene fecha de estreno). A ver si en verdad, patea traseros. ¿Comprar Stardust? No, para nada, pero sí te recomiendo que la cheques si estás muy en eso del cine de fantasía.





Harry Potter & The Half-Blood Prince – Review

29 07 2009

Como ya había mencionado, finalmente he ido a ver la sexta película de la saga del mago de Rowling. La película ha recaudado ya numerosas cantidades en tanquilla, y en cierto modo se considera el film blockbusteriano del verano, desde el año pasado, en que había sufrido su cambio de fecha (lo que enojó a muchos fans, y les dio ansiedad a muchos otros).

Death Eaters

Hay que admitirlo. Después de The Goblet Of Fire parece que realmente empezaron a agarrarle la onda bien a cómo hacer los filmes del maguito, y cabe mencionar que han mejorado bastante, principalmente en actuación. Radcliffe, Watson (que llora la mayoría del filme), y Felton, han mostrado muy buenos comienzos de verdadera toma de personajes.

El principal problema de estos filmes, y que es el que molesta a la mayoría de los fans (yo me incluyo), es la (a veces), pésima adaptación de los libros a la pantalla. Sí, sabemos y somos conscientes de que no pueden meter todo en una película de dos horas y media, pero… por favor! A lo largo de los filmes, ha habido tremendas omisiones, que resultan caras para la historia, y el problema es que nadie sabía bien cómo iba a terminar la Rowling toda la saga. Leyendo Deathly Hallows uno puede darse cuenta, que cosas que pasaron desapercibidas en los primeros libros (y filmes, por supuesto), toman una importancia terrible en el último (como la relación de Dumbledore con Grindewald, o la presencia de Kreacher). Esto, por supuesto, mató el modo en como estaban hechos los guiones de los filmes. El hecho de que la última película sea dividida en dos partes, parece refinar un poco el daño que ha pasado en los demás libros, y espero sinceramente, que logren atar todos los cabos sueltos, que son muchos.

Horace Slughorn

Half-Blood Prince resulta ser hasta la fecha, el mejor. Como ya dije, empeiza a notarse que los jóvenes están actuando. El filme entero tiene un aire oscuro, misterioso, pues el mundo mágico está ya en grandes problemas debido a Voldemort. Algo que podría decirse que faltó (aunque la secuencia del inicio es muy disfrutable), es que no se menciona realmente, o aparecen las terribles noticias de asesinatos o desapariciones que siembran el terror de l presencia de Voldemort. Es digno de verse el drama amoroso entre Hermione, Ron y Lavender Brown. Las dos chicas incluso tienen una escena en la que se confrontan mutuamente (aunque en mi opinión, Lavender Brown no era tan… fea). El romance entre Ginny y Harry tiene un proceso inusual y definitivamente divertido, sin embargo nunca se vio que haya cortado a Dean Thomas.

Ginny and Harry kiss

Los ataques a los alumnos de Hogwarts están muy bien hechos, principalmente el de Katie Bell, que si le hubieran puesto un poco más de terror, habría estado perfecto. Hya algunos personajes cuya inclusión a veces no tiene pie, y otros que fueron muy mal aprovechados, como la ingeniosa Luna Lovegood.

Hay una cosa que sí me molestó por cierto. Este libro, los capítulos más importantes vienen siendo los últimos. La confesión de la profesora Trelawney sobre quién había oido la profecía, es totalmente olvidada. La batalla  que ocurre después de la llegada de Harry y Dumbledore al colegio, es simplemente omitida, y parece increible que Bellatrix Lestrange (que en el libro no sale en esas escenas), pudiera destruir todo el Gran Comedor sin absolutamente despertar a nadie, aunque con este filme la acabas adorando por su grito: “I killed Sirus Black!”. Fleur Delacour y Bill Weasley son sacados de la historia (a pesar de que en siguiente libro tienen gran parte), y el mayor cambio: el funeral blanco de Dumbledore es cambiado por una vista a la torre más alta del castillo.

The Cave

Eso sí, las escenas de la cueva están totalmente bien hechas y dignas de aplauso. Como ven, si se observa el filme desde el punto de la adaptación, podemos ver que sigue teniendo fallas. Los efectos espceiales son como siempre, igual de buenos. Los diálogos, muchos del libro, son entretenidos, y si dejamos sólo el drama adolescente, tenemos una comedia romántica. Para quienes no leen los libros, sí, se sentirán un poco perdidos pero igual acabarán saciados del filme. Y para los fans… bueno, nunca puede haber algo igual al libro. (Que se considera el mejor de la serie por cierto). Espero que igual que yo, hayan gustado del filme, sin importar sus fallas, y es en definitiva, un buen hit de verano. Los dejo con otras imágenes. No se pierdan!

Horcruxes

Harry Potter 6 wallpaper

Y por último, he aquí un fake poster sobre el último filme. Fan-made por cierto, haha… lo que hay que ver!

Harry Potter and the Deathly Hallows