¡Le H Apoya Al Presidente!

13 10 2009

(SOLO CAMBIE EL TÍTULO PARA DESLINDAR A MIS AMIGUITOS)

Bueno, no sé si mis amiguitos Bloguérs apoyan la decisión de Felipe Calderón de cerrar Luz Y Mierda del Centro, pero yo sí.

La manera en que lo hizo fue genial, lo máximo, como si fuera de película; ver a la PFP tomando las instalaciones alegró mi madrugada del domingo después de regresar de una reunioncilla. La gente no lo comprende del todo pero fue algo de Proporciones Enormes, un golpe tremendo, (y bien merecido he de decir), a los Sindicatos Mexicanos, que más que una organización de trabajadores que defienden sus derechos, parece una mafia de vagos que defiende la HUEVA.

Me encanta la gente que dice: “El petróleo es nuestro, Luz Y Fuerza del Centro es patrimonio de los Mexicanos…” ¿WTF? No sé ustedes pero yo jamás he recibido un barril de petróleo con la leyenda:

De: México

Para: H

O que la electricidad llegue a mi casa GRATIS.

El cierre de la Compañía anunciado en el Diario Oficial de la Federación es completamente lógico y viable,  está justificado, está desglosado, y tiene todos los elementos. Los agremiados del sindicato no van a ser dejados en la calle: recibirán su liquidación integra (la cual es bastante si uno se pone a investigar) junto con un bono de mas del 60% de la misma cantidad, además de que pueden ser reabsorbidos por la CFE.

¿Cuál es el problema?

Pues que es un cochinero. Se heredan los puestos, se compran plazas, vota la gente muerta, la gente viva vota 2 veces, los agremiados no pagan luz; esa luz que no se paga la venden los mismos y la usan los diablitos, se jubilan a los cuarenta. Huevones. Y claro, deben existir sus honrosas excepciones, pero la realidad general es la que importa y ésa es, que Luz y Fuerza no es necesaria. NADA ES IMPRESCINDIBLE.

¿Por qué el pópulo se deja guiar bajo ese estandarte? LFC no es del pueblo ni para el pueblo. Simplemente es una “distribuidora” de electricidad, que en gran parte no es producida siquiera por la misma compañía. Es una empresa fallida de otros tiempos, que no sirve para nada y que sólo es un boquete en las arcas de la nación.

El SME llama a México a defender lo suyo. Pues, hagámoslo, defendamos lo que es nuestro:

– Defendamos nuestro derecho a recibir un servicio eficiente y de precio justo.

– Defendamos nuestro derecho a que se nos informe en qué gasta el dinero el SME.

– Defendamos nuestro derecho a vivir tranquilos y en paz.

– Defendamos nuestro derecho a transitar libremente.

– Defendamos a MÉXICO de la ignorancia y el populismo.

Por favor, despierta México…

COMAN FRUTAS Y VERDURAS





¡A Festejar!

15 09 2009

Viva México cabrones!

Que si el gobierno apesta, que si el Peje es un estúpido y ya nos tiene hasta la madre, que si Calderón parecía estreñido al darl el grito, que si el territorio debiera ser más grande, que si somos la sombra de Gringolandia, que si la gente es muy naca aquí, que si la crisis económica ya nos chingó, o en su defecto, la influencia, como dice nuestra querida Maestra, que si la delincuencia y el narcotráfico nos amenazan, que si en el Tri son medio maletas, que si la Secretaría de Estupideces Públicas, que si el cine es mediocre aquí, que nuestros mayas auguraron el 2012, pues yo les digo: vayánse a la [inserte palabra de su gusto aquí]… A mí me gusta mi país, y quiero verlo avanzar, y la verdad le tengo un afecto muy personal que espero que todos ustedes que se consideran mexicanos lo tengan (cough… Ryder…cough). Y ni aunque me ofrezcan varo o no me cambio la nacionalidad porque simplemente México es México para mí, y jamás negaré que soy de aquí, es más, lo digo con orgullo.

Así que, compañeros, agradezcan y honren a su patria, que es vasta y diversa; y si quieren verla cambiar, acompáñenme el próximo 15 de septiembre del 2010 para dar un grito y levantarnos en armas, pues empiecen por ustedes mismos. Por lo pronto, festejemos el 199 aniversario, y nos preparamos para el bicentenario, que espero sea un evento para recordar. Y AHORA TODOS JUNTOS:

¡¡¡¡¡VIVA MÉXICO CABRONES!!!!  

Septiembre 2009





Calladitos Y Controladitos… Nos Vemos Más Bonitos

14 05 2009

Prohibido Hablar

Ayer en la mañana, por la radio (cosa que casi no oigo nunca), me entero que la periodista Carmen Aristegui, realizó una entrevista al ex presidente de México, Miguel de la Madrid, en la que abordaron varios temas respecto a la política actual del país, y también a como dejó él el poder y lo que paso en ese lapso.

Como a la mayoría que la haya oído, fue una sorpresa cuando el señor, habló abiertamente sobre Carlos Salinas de Gortari, y la familia de este, llamándolo corrupto, y afirmó ciertas sentencias de la periodista (y él confirmó con otras), sobre sucesos en los que tuvo que ver el señor antes nombrado.

En la noche, me encuentro en Internet, que el señor ex presidente, se ha retractado de lo dicho y afirmado por él mismo en la entrevista. No me sorprendió debo admitirlo. Es una característica extraña de nuestro país que una vez más demuestra que nuestra libertad total de expresión, está vedada totalmente, cuando decimos algo que “inquiete” o haga temblar al santo gobierno. Hace un año aproximadamente, el programa de Carmen Aristegui (y no importa a qué índole política pertenezca ella ni nada), fue igual, cancelado por un tiempo, debido a comentarios que había hecho ella sobre el gobierno, y sobre la oposición al actual partido gobernante. Hace tres años, el programa Monitor, de José Gutiérrez Vivó, fue casi totalmente aniquilado, por mencionar continuamente al entonces latente PRD, (y que resultó ser igual que los demás), pero el punto no está en quién apoya a quién. Esto solo nos enseña que, si no te adaptas a como están las cosas en la realidad, entonces serás vetado, y si sigues fregando, probablemente acabes muerto, en la cárcel, torturado… hay muchos modos de los que se vale el gobierno para callar a quienes hablan.

Recordemos a Lidia Cacho con su libro “Los Demonios del Edén”, en el que denunciaba graves casos de negocios de pedofilia en el país, y… ¿quién le hizo caso? Pero claro, fue secuestrada y torturada psicológicamente. Y no sólo actualmente lectores, la historia mexicana está manchada de acciones parecidas: recordemos como el valiente congresista Belisario Domínguez,, abrió la boca públicamente contra Victoriano Huerta (en 1913, 1914) por haber usurpado el poder, e incluso llegó a escribirle un discurso (bastante interesante), y por esta acción, acabó sin lengua, sin libertad, y sin vida.

Hoy en la mañana, resulta que las razones por las que el señor de la Madrid se retracta de lo que dijo, no dijo, afirmó y negó en la mencionada entrevista, son motivos de salud: que no pensaba con claridad, que es una persona mayor de edad y enferma y que fácilmente podría haberse confundido con las preguntas y propuestas de la señora Aristegui. Justo después de oir eso, mencionan que en un periódico, entrevistaron a un neurólogo, que menciono, después de haber escuchado las grabaciones de la entrevista, que el ex mandatario estaba en perfecto estado de lucidez y su modo de hablar y responder no daba signos de demencia ni confusión.

Y es aquí donde cae la pregunta: ¿De verdad se arrepiente de haber dicho lo que dijo, o lo amenazaron, (a él y a su familia), por abrir la boca? ¿Es que no puede nadie decir nada, por miedo a que les tumben el telón a los grandes? Si las cosas que dijesen en los medios de comunicación, fuesen mentiras… sería muy fácil salir con la cara en alto, y declarar en contra, con una base fuerte y dejarlo al criterio de quien los oiga. Pero no, en vez de eso, prefieren actuar por lo bajo, con amenazas, y engaños… para que nadie les descubra el pastel.

Sea verdad o no, es claro que aquí, quién habla e investiga acabará llevando las de perder (y decían que trabajar con materiales radioactivos era peligroso), si no es que acabará cavando su propia tumba. Pero entre los narcotraficantes, la corrupción, el mal gobierno, las guerras de los partidos políticos, y lo que haya pasado o no en nuestra historia, no nos queda más remedio que bajar la cabeza, hacer caso de lo que te digan, y no pensar a la contraria, en caso de que valores más tu vida, que la verdad.