Review: District 9 (2009)

21 10 2009

4.5 out of 5

4.5 out of 5

 

 

En corto: Un verdadero logro cinematográfico y de ciencia ficción, District 9 contiene todos los elementos de una cinta inteligente, cautivadora y técnicamente soberbia.

District 9 image

Iron Knight reviews District 9

Finalmente se me cumplió el ver District 9 (2009), una de las mejores películas del verano (en USA), que ya anticipaba con ganas desde julio. El filme fue un éxito en taquilla allá (y bien merecido) para un proyecto nada, pero nada ambicioso. Y eso es una de las cosas que mejor te saben de la cinta: es humilde, personal y pequeña.

El primer punto que hay que sacar a luz es el verdadero logro como cineasta debutante del sudafricano Neill Blomkamp, quien anteriormente se ocupara en cortos pequeños, comerciales, anuncios y como animador en 3D. Este wey muestra un gran talento detrás de la cámara y maneja con madurez una trama compleja, con buen ritmo y casi sin tropiezos, que deriva en una cinta cautivadora y, hay que decirlo, bastante emocional, que pinta además a ser un clásico del género.

Situada obviamente en un mundo alterno, District 9 cuenta una historia a fin de cuentas, trágica. Un grupo de alienígenas que llegaron hace más de 20 años a la Tierra, han estado refugiados en el, precisamente, Sector 9, un barrio pues, en Johannesburgo, Sudáfrica (y no es para hacerle promoción al Mundial), debajo de su gigantesca nave, la cual ha estado varada en el aire por todo ese tiempo sin moverse. La MNU asigna la misión de desalojar a los millones de aliens y llevarlos a una nueva especie de campo de concentración, de nombre Sector 10, más alejado de la ciudad. 

District 9 image 2

Durante una buena parte del filme, parece que estás viendo un documental, y de verdad se siente tan correcto, que uno ni lo nota, y ayuda en efecto a contar la historia con mayor coherencia, otorgándola a la vez de algo llamado originalidad: otro de los mayores logros de éste. Dentro de todo esto, conocemos a nuestro protagonista Wikus van de Merwe, brillantemente interpretado por  Sharlton Copley, también sudafricano, quien carga con casi todo el filme, y quien es asignado como el jefe de tal misión. Desgraciadamente, y valga la la redundancia, la desgracia le llega y se ve en la necesidad de ayudar a los aliens. El inicio está muy bien cimentado, y es una fuerte base para el resto del filme. Conforme transcurre, los aspectos “documentalistas” se van desvaneciendo eventualmente llegando a la acción, en un tercer acto que se desnivela.

Por más increíble que parezca, la falla, y la razón para quitarle 1/2 de rating es el guión. Las actuaciones, si bien pocas, son verosímiles, y la dirección es, como ya dije, muy, pero muy acertada. Vamos, hasta los aliens saben actuar. No, no es cierto, pero logran mostrar sentimientos, con tan sólo sus ojos. Ni hablar de los aspectos técnicos de la cinta, que soberbiamente encajan con el filme en general. Un CGI bien usado y moderado (los aliens, o “langostinos” como son llamados a lo largo del filme son también visualmente creíbles), un sonido magnífico (merecedor a una nominación al Oscar), música que encaja y funciona, y efectos increíbles para una películas de tan bajo presupuesto (tan sólo 30 millones). La edición también es buena, pero el manejo de cámara pudo haber sido un poquito mejor cuidado. Por momentos, sientes que se mueve mucho, y a veces esto influye negativamente en el espectador, que se confunde al no poder ver bien lo que sucede en pantalla (cough…Transformers…cough)

District 9 image 5

Pero estábamos en el guión, ¿verdad? Me parece que Blomkamp es mejor director que guionista, y eso se puede notar fácilmente en algunos plot holes que se quedan sin resolver durante el transcurso del filme. La presentación del problema sucede bastante rápido, y para sorpresa, el clímax es el aspecto menos emocionante, y por ende, el menos logrado. Hacia el final, la trama se torna a la acción, que, si bien interesante y nunca aburrida, pudo haber sido menos necesaria. También me quedé con las ganas de que sucediera algo más con la mother ship, pero eso ya es más un capricho.

District 9 (poster 2)

Por último quería mencionar lo genial que fue manejado el marketing de la película. Sin duda un factor importantísimo para su éxito al carecer de renombre por parte de acotres y director, aunque claro, el tener “Peter Jackson pesenta” es suficiente para mostrar interés. Pero el logro aquí es de Blomkamp. Sólo esperemos que no suceda la medio inevitable District 10.

District 9 (2009) es un filme muy bien balanceado que ofrece mucho: acción, drama, humor y hasta algo de gore, para los ávidos de sangre. Incluso cuenta con un mensaje político y moral, que hoy en día es de verdadera importancia. El racismo, la discriminación y la violencia son aspectos que se manejan con delicadeza en este filme que merece y vale la pena checar. Fans del sci-fi, agreguen ésta a su colección.

PD. Por cierto, siempre es un plus ver el trailer de Avatar (2009) en el cine, en pantalla grande.

Anuncios




Dawn Of the dead vs 28 days later

7 06 2009

Hace algunos meses ya, Motaman, H y moi vimos en la casa del Finísimo Tío Sergie, el remake hecho por Zack Snyder (si, el mismo güey de 300 y de Watchmen) de Dawn Of the Dead. La original es de George Romero, el padre del Zombie cinematográfico. La original la vi hace poco, de manera no precisamente legal.

Para el buen George Romero, los zombies eran una buena forma de crítica social, más que un personaje gore que entretuviera al público matando gente a base mordiscos tipo Heichman comiendose un Hot Dog del aún mas fino que el Finísimo Tío Sergie, Seven-Eleven. El gore, pasaba a segundo plano bajo la perspectiva de Romero.

Zack Snyder logró hacer uno de los mejores remakes que he visto en mucho tiempo (lo siento, pero el remake que, el sobrevaluadísimo Gus van Sant hizo de Psycho, del maestro Alfred Hitchcock, es bien mediocre).

La película comienza de una manera enorme. Los créditos de inicio con la rola The man comes around de Johnny Cash y los primeros 10 minutos de película que son el puro humor negro, dejan entrever que Snyder quería retomar la crítica de Romero como base de “su película”. La pregunta obligada es: ¿Lo logra? A medias.

Los personajes de la película son güeyes comunes y bien corrientes, y eso esta chingón, porque es precisamente eso lo que revive la crítica de Romero. Los personajes son personas normales con historias aún mas normales, algunas de las cuales al público le valen madres y no influyen en la trama de la película, convirtiendose rápidamente en paja. Pero la naturaleza humana esta perfectamente reflejada en ellos. El problema (si es que, a lo que sigue se le puede llamar problema) es que Snyder es un güey que, visualmente hablando, es una chingonería. No diría que el güey es un genio, pero de que hace cosas muy chingonas con la cámara, las hace y eso hace que no nos fijemos realmente la insufrible tragedia que viven algunos de los personajes. Algunas tomas desde fuera del centro comercial son colosales, especialmente aquellas en las que, catidades absurdas de  zombies aderezan una ciudad que, incluso a plena luz del día, luce holocáustica. Hell yeah!!!! El maquillaje es otra cosa muy chingona de la película, y evidentemente la cantidad de zombies es mas que suficiente. Esas son dos cosas que el genio cinematográfico Paul W. S. Anderson y los maravillosos porductores de Resident Evil debieron haber imitado para las primeras dos películas de la ya inmamable saga; el guión de Dawn Of the Dead no es lo máximo, pero tiene algunos chispazos de humor negro que nos hicieron cagar de la risa; y la película en sí esta chingona y los extras no están nada mal (con excepción del cara dura que castearon para conductor del noticiero que, suckea mal pedo), pero la trama nunca pasa de los zombies fuera del centro comercial, y el nivel de sangre y el bebé zombie, que por cierto rockea, son lo suficientemente llamativos como para no fijarse mas que nen eso justamente, el gore.

Tan pronto terminamos de ver la película y los extras de la misma, el maravilloso y adorable Finísimo Tío Sergie se aventuró a prometer que la próxima vez nos pondría 28 days later, vendiéndonosla como “si les gusto esta, Exterminio les va a fascinar, osea no mames, los zombies corren… esta bien chida, de verdad les va a gustar”. Heichman le compró esa premisa a Sergio y como resultado, cuando se la prestó, Heichman estaba molesto porque la película era una basura, con fotografía, guión, soundtrack y actuaciones pésimas. Yo por poco me trago ese cuento y no la veo.

28 days later, no es una película de zombies, propiamente. Empezando porque ni siquiera es el zombie tradicional (sobre el cual hablaré en otro post). Danny Boyle (el mismo güey de Trainspotting y Slumdog Millionaire), al igual que Romero en su momento, no hizo una película para que la gente se entretuviera viendo sangre y gente desquiciada comiendo mas gente.

Cuando supe que la película era de Danny Boyle, deduje que la película no podía ser esa basura que el Heichman ese me había descrito. Y efectivamente no lo fue. La fotografía no es lo máximo, pero, a diferencia de Dawn Of the Dead, las tomas de una Londres apocalíptica son mucho mucho mejores, además de que los close ups a los personajes te manejan la tensión de estos durante toda la película. Eso le da puntos extra a Boyle que el buen Snyder nunca obtuvo, pues su película estaba mas enfocada a las tomas donde los zombies fueran los que resaltaran. Las tomas de Boyle son mas profundas y eso las hace mejores. Las actuaciones son mucho mejores que las de Dawn of the Dead y el soudtrack es discreto, pero te maneja la vibra, mas oscura, de la película. Nada memorable. El guión es otra cosa en la que Boyle supera a Snyder, pues sin tener frases memorables, ni el humor negro de la primera, los personajes de Boyle realmente tienen algo que contar, tienen historias que, si no te conmueven, por lo menos son mas interesantes y te ponen a pensar un poco mas, pero mas allá de las historias de los personajes, 28 days later lleva el tema zombie a ser solo una parte de algo mas grande, algo que tiene que ver con el gobierno, ese famoso y despiadado gobierno, dando a menos de la mitad de la película un giro muy cagado a la historia y dejando de nuevo a los zombies como una parte secundaria en ella. Eso me encantó.

A nivel gore, zombies y sangre, osea a nivel glóbulos rojos, Dawn Of the Dead es la opción, pero si realmente quieren ver algo que sea bueno más allá de los zombies y de la sangre (la cual no encontrarán en grandes cantidades, por cierto) les recomiendo 28 days later, una película mucho mas inteligente y con una trama mucho más elaborada. Al final, se nota porque Boyle esta donde está y Snyder sigue sin poder brillar del todo.

Les dejo The Man Comes Around de Johnny Cash

Help, I\’m Alive de Metric