Yo soy tu A-MI-GO FIEL!!!!!

30 10 2009

Una de las cosas que se te (pueden) quedan(r) en la cabeza después de ver Toy Story (que gracias a Dios no se tituló Una Historia de Juguetes aquí en México), aquella película animada de Pixar del ’95, pionera de la animación por computadora y mundialmente aclamada, es posiblemente la canción clásica del filmecito que lleva el honor de titular a este post.

WoodyHe de admitir que por mucho que me guste Pixar, jamás he mencionado a ninguna de las dos aventuras de Buzz y Woody como favoritas [léase: Top 3] dentro del pequeño pero grandioso repertorio de los estudios. Pa’ quien no lo sepa, son diez exactamente los filmes que lo comprenden, de los cuales he visto 8 (sniff….sniff…). 22 nominaciones al Oscar han juntado hasta ahora, y van invictos, en el sentido que ninguna es mala. Los filmes de Pixar son casi un evento cada año o tanto. Cuando uno escucha hablar sobre uno de sus próximos proyectos, uno sabe de antemano que valdrá la pena y hay un 99.99% de probabilidades de que te guste y lo disfrutes una vez estrenado. Son las ganadoras por default cada año a Mejor Largometraje Animado en los Academy Awards. Ésas son las cintas de Pixar; historias fantásticas que cuentan una verdad o que dirigen un mensaje honesto al espectador. Son películas para todo tipo de gente, porque desde un niño, hasta un adolescente, adulto y personas de la tercera edad, para todos ellos va dirigido el filme. Cualquiera los puede disfrutar. Pixar pues, es lo que vino a suplir al Disney de los ’90s, cuando éste se hallaba en un periodo de esplendor verdadero, conocido como el Renacimiento Disney,comúnmente conformado también por 10 películas: The Little Mermaid (1989), The Rescuers Down Under (1990), Beauty & the Beast (1991) su joya maestra, Aladdin (1992), The Lion King (1994) mi favorita, Pocahontas (1995), The Hunchback of Notre Dame (1996), Hercules (1997), Mulan (1998) la menos lograda, y Tarzan (1999) la última emblemática. Este año claro, esperan regresar a esos grandes tiempos con The Princess & the Frog (2009), cinta de animación tradicional que cuenta en su protagónico con la primer princesa negra (no, no soy racista), o de color pues, en el club femenino Disney. Yo no lo consideraría así, puesto que Esmeralda y Pocahontas, ambas fuertes protagonistas de sus respectivas películas, ya eran de color. Aquí el trailer para que vean, pero yo me reservo el decir que vaya a ser tan buena como las de antes. No es por nada, pero ese Disney ya pasó. Aún así la veré.

Buzz Lightyear

Pero bueno ya me desvié del tema. Estábamos con lo grandioso que ha llegado a ser Pixar, y bajo ese término presento mi top 3:

WALL-E (2008). Una de las mejores películas del año pasado y la que considero la obra maestra de Pixar, y hasta eso es difícil decidir. No sólo el personaje es encantador, sino la historia y la animación (como siempre) resultan una DE-LI-CIA.

The Incredibles (2004). Una de esas películas que puedes ver en familia por excelencia. Lo mejor es que la he visto por lo menos una docena de veces y aún me encanta. Por cierto, Jack Jack rockea.

Finding Nemo (2003). No faltaba, ¿verdad? Simplemente imposible de odiar; cualquier persona te la pone entre sus favoritas, tan sólo por lo geniales que son TODOS los personajes, en especial Dory. ¿Cómo alguien la puede olvidar?

Pero bueno, ahora sí, la razón de este post. Lectoras y lectores, como ustedes ya deben saber, Toy Story 3 ya se acerca y viene calentando motores desde hace diez años. Y para calmar las ansias un rato, Pixar nos ha deleitado con uno… dos trailers y un puñado de posters promocionales. No necesito darles otra vez la premisa, porque el trailer habla por sí solo. Aquí va pues:

Nostalgia y emoción mezcladas a la vez. Emoción por ver la película, para mí. Noten cómo las gráficas y el CGI ha mejorado. Visualmente se ve también genial, y aún mejor al verla en 3D, como es debido.El hype ya está muy alto de nuevo, pero Pixar sabe manejarlo y seguramente entregará una de las mejores terceras partes de todos los tiempos. Las dos primeras tienen 100% en Rotten Tomatoes, por lo que la línea también está muy bien establecida.

Jessie and Rex

No sé ustedes, pero de verdad creo que vale la pena ir a ver el relanzamiento en cines de Toy Story en 3D y Toy Story 2 en 3D, el 23 y 30 de octubre respectivamente. Como buen espectador, hay que prepararnos, y como fiel seguidor de Pixar, yo ya vi la primera, y debo admitir que fue genial verla de nuevo, y más aún cuando jamás la había visto en pantalla grande (y mucho menos en 3D).  Como si no lo supieran ya, Toy Story 3 se estrena en cines y pantallas 3D el 18 de junio de 2010.

No es tan fácil olvidarlos, ¿verdad Andy?





Review: Tron (1982)

21 09 2009

2.5 out of 5

 2.5 out of 5

 

En corto: Llena de innovadores efectos, Tron poco logra en conectar al espectador, sintiéndose en general, un videojuego filme vacío y sin corazón.

Tron image 3

Iron Knight reviews Tron

Bueno, pues a resultas que hace poco, bueno, no, hace mucho, quise rentar Tron (1982), una película sobre la que no sabía nada, tan sólo por el hecho de verla, ya que la secuela se acercaba y algunos cibernéticos me la recomendaron. Dicho y hecho, me fui directito al Blockbuster más cercano, y después a otros más, sólo para que me dijeran el clásico: No. no la tenemos. Pero te la podemos encargar si quieres. Yo me reprimo un vete a la…  al escuchar el precio, y acudo a mi as bajo la manga: Amazon. Fast forward al presente y aquí estoy, añadiendo dicho filme a mi pequeña colección. ¿Mi reacción? La de masticar un chicle: empieza con buen sabor, y acaba con poco.

TronTron, es, ante todo, una buena pieza de efectos visuales, que marcaría a otras más en el futuro, con buenas secuencias, sonido y f/x, pero con poco manejo de personajes y guión. Por supuesto, si no la han visto, no esperen que se vea como la futura secuela o ya por decirlo, Avatar (2009), pero hay que reconocer que en aquella época, marcó todo un logro, aún cuando ya habíamos visto grandes cosas en 2001: A Space Odyssey (1968), Alien (1979) y la trilogía original de Star Wars (1977-1983); o bien, en el ’82 también,  con la genial Blade Runner (1982).

Pero bueno, vamos al grano. La trama de Tron es simple, y eso le suma algunos puntos que bien la pudieron haber cagado. Se trata de un güey de nombre Kevin Flynn, que trabajaba exitosamente para una gran empresa cibernética (ENCOM) hasta que otro gûey de nombre Dillinger (no, no estoy hablando de Public Enemies (2009)), le roba su invento -unos grandiosos videojuegos- y lo presenta como suyo el muy cabrón, quitándole la chamba a Flynn y mandándolo a trabajar a un sitio en donde dichos juegos están al alcance del público.

Lo malo, es que, en este mundo avanzado, la corporación es casi casi dirigida por una máquina con inteligencia artificial, la Master Control Program (MCP en adelante), quien se ve amenzada con las constantes intentos de Flynn de hackear el sistema y desmantelar el complot de su idea para sacar a la luz la verdad, por lo que cuando Flynn y sus amigos, la Dra. Lora y Alan, entran a los laboratorios a hacer lo suyo, la pinche MCP (que medio se quiere hacer la HAL  de Kubrick), lo convierte en bytes y lo introduce al mundo electrónico. Y aquí empieza lo bueno y lo malo.

Kevin Flynn (young)

¿A poco ese es Jeff Bridges? Sí, sí es.

Es innovador y hasta cierto punto entretenido ver el ingenio de los creadores al retratar con un estilo muy peculiar el “mundo de adentro”, pero incluso aquí, que es el fuerte del filme, hay fallas. Tengo que admitir que en varias ocasiones la ilumninación y los colores son poco adecuados y pueden llegar a ser molestos. Por otra parte, a veces es difícil seguirle la corritente al filme, puesto que uno no ve, o visualiza, por así decirlo, el entorno.

Flynn encuentra que en este mundo, los programas (que se parecen a sus usuarios creadores) rebeldes, y son puestos a combate gladiador (tipo juego) unos con otro  hasta que la muerte les llega, o hasta que acepten al MCP como autoridad y desconozcan a sus usuarios. Afortunadamente, se encuentra con el programa de su amigo Alan, de nombre Tron y a otro programa, de nombre Ram, y juntos se alían para establecer comunicaciones con el mundo exterior. Precisamente, al inicio del filme, nos enteramos que Alan ha creado este programa Tron, para dicho fin.

Pues bien, en medio de sus aventuras, nos muestran una de las mejores cosas de la película: los lightcycles, un juego, en el que los jugadores montan en una especie de moto que despide una pared por detrás. El que choque con ella, pierde, así de sencillo, pero diablos, así de chingón.

Tron image 2

Lectoras y lectores, este es un filme de pura tecnología, como ya había dicho. No podemos criticar a los actores -que hasta eso, funcionan bien (Jeff Bridges y Bruce Boxleitner en particular)- ni al director, quien le pone obviamente más empeño al aspecto visual. Sin embargo, la cinta, en general, entretiene, y más que nada me deja con ganas de ver la ya anticipada secuela Tron Legacy (2010), con parte del cast de regreso, y en la que veremos a un Flynn ya vejón cuyo hijo parte en su búsqueda. La nueva cinta promete una gran experiencia en cines, puesto que será estrenada en IMAX 3D, el 17 de diciembre del próximo año. Sí, aún falta, pero por lo pronto tenemos un pequeño video/trailer promocional para ponernos ansiosos. Por cierto, los lightcycles se ven mejor que nunca.

Kevin Flynn (old)

Miren cómo pasa el tiempo…

Lightcycle

*Format based on Screen Rant’s.





El Rechazo De Bella

16 09 2009

He aquí un pequeño video de parodia sobre uno de los más grandes clásicos de nuestro querido Disney. Realmente hay ocio entre los creadores de videos como para hacer esto, pero créanme, vale la pena verlo. No se pierdan Bloguérs!!!

PD: No apto para fanáticos de este filme…