Review: Terminator Salvation (2009)

16 08 2009

1 out of 5

1 out of 5

En corto: Terminator Salvation es, por mucho, la peor película del verano.

Terminator Salvation image 3

Iron Knight reviews Terminator Salvation

De entre lo que ha sido un verano bastante mediocre, llega Terminator Salvation (2009), el cuarto filme que nadie pidió de una franquicia que era muy buena dos películas atrás.

OJO: SPOILER ALERT!!!

Mmmm, ¿pues qué decir? Lo que sonaba hace un año como algo medio prometedTerminator Salvationor, salió peor de lo que yo esperaba. Se los pongo así: me gustó más Transformers: Revenge of the Fallen (2009), y eso ya es decir, porque también es un filme descarado y pésimo. Pero eso sí, sus efectos son para quitarse el sombrero (esperen nominación al Oscar en este ámbito), y más aún en IMAX. Pero bueno, como este es un review de Terminator, empecemos a criticarla a lo máximo.

Terminator Salvation se sitúa en el año 2018, en plena Resistencia contra Skynet, (el sistema de inteligencia artificial antagónico de la serie) comandada por John Connor (Christian Bale) y otros. Ah! pero antes hay un flashback verdaderamente mal hecho que te evita mostrar interés desde el inicio.

Bueno el chiste es que un güey llamado Marcus Wright (Sam Worthington) seTerminator Salvation encuentra medio desorientado y conoce a Kyle Reese (Anton Yelchin), joven de vital importancia para ambos bandos puesto que es el padre de Connor (como visto en The Terminator (1984)), por lo que poco después, o más bien, casi enseguida es capturado y su rol se ve enormemente disminuido. Aquí otro mega hoyo: ¿Por qué carajos Skynet no mató a Kyle de una vez y ya? ¿No estaba en su lista de indeseables como el No. 1? Eso no importa, porque luego, Marcus comprometido a liberar a Kyle, es tambíén capturado, pero por la Resistencia, quienes descubren algo infinitamente obvio: es un androide. Ahora aquí hay un error también de mercadotecnia; nos deberían haber reservado el saber de antemano ésto, para añadirle siquiera algo de emoción al uni-dimensional filme. Lo peor es el pinche Marcus se la pasa diciendo que él es humano, cosa que nunca es resuelta, y después de perder el tiempo, Connor hace un pacto con él, para realizar el asalto-clímax a la base de Skynet y rescatar a Kyle. Y tan-tán, pelean un poquín, el Connor disque se muere, y el otro se sacrifica. Y la pregunta es: ¿y todo esto fue para…? Pues, quién sabe, pero McG termina lo que según el es una película y manda a todos a sus casitas.

Como puedes darte cuenta, tanto el guión como el director son una mierda.  De entre dos no hacen ni medio. El pobre director McG, a quien le auguro un Razzie, apenas y puede continuarle y uno se queda esperando todo el pinche filme que algo decente se muestre, pero eso, obviamente, nunca llega. Por supuesto, se agradece que no sea tan larga como Transformers, pero eso es porque no da para más. Hay personajes que vale madres si están o no, y jamás llegas a conectarte con ninguno. El mayor problema de todos: resulta que John Connor NO es el protagonista, es Marcus Wright, y prácticamente todo la cinta recae en él, lo cual no es bueno, porque a pesar de que medio se esfuerce, Sam Worthington no le puede sacar más al papel (esperemos que en Avatar (2009) muestre su potencial); lo mismo sucede con Yelchin, quien se vio mucho mejor en Star Trek (2009). Christian Bale por primera vez le imprime una hueva tremenda a su papel, y de nuevo, el pendejo de McG desaprovecha talentos como Bryce Dallas Howard o Helena Bonham Carter.

Terminator Salvation image 2

John Connor se pregunta por qué su filme no es bueno.

La acción es de mehhh… y el look del filme sólo te da más hueva que hasta bostezas. Lo que sí me emputa es ver a McG queriendo hacer escenas chigonas, que sólo resultan estúpidas, como cuando Marcus “cubre” a una tipa de una explosión, y ambos salen vivitos y coleando. O bien cuando Marcus, se avienta de una pinche altura al agua, y se va rebotando sobre ella. Ajá sí como no…

Algo interesante y que me alegra, es que la cinta recaudó cantidades mediocres en taquilla considerando las expectativas y que Warner la tenía como una gran apuesta. Vamos, hasta The Hangover (2009) ha resultado más palomera.  Ójala y se den cuenta de que cuando acaba una saga, es porque de verdad acaba… No lloren Warner, a Harry Potter aún le faltan dos años…

*Format based on Screen Rant.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: