Public Enemies (Tarde, Pero Seguro)

13 07 2009

Sinceramente hay pocas cosas que rescatar de los estrenos veraniegos de este año. Public Enemies es una de esas cosas, evidentemente.

Ya he leído muchas reseñas de la película y concuerdo, en casi todo, con ellas, pero tengo que admitir que, aunque es muy buena película, me dejo deseando un poquito mas.

El, ya mencionado, duelo de interpretaciones Depp-Bale, es enorme, y parece mas que evidente quien resulta ganador de dicha contienda. Y es que John Dillinger, es un personaje, que parece hecho a la medida de Johnny Depp. Depp recrea a la perfección, esa empatía que John Dillinger tenía con el público, esa empatía que te hace sentir, al final, que se acaba de perder a alguien grande, por mas malo y canalla que dicho alguien hubiera sido. Y como no pensar así. John Dilliger es uno de esos hombres que ya no se fabrican (ay cabrón, soné como menopáusica solterona a la que no se la han metido en años. Verga). Dillinger es un tipo que creció a base de madrazos y que tuvo que enfrentarse a esos madrazos únicamente con seguridad, convicción, astucia y cojones, pero sobre todo cojones, cualidades que solo me atrevo a equiparar con las de Tony Montana (tal vez exagero). Esa es la desventaja de Christian Bale. Melvin Purvis por su parte, es un tipo mas frío, un tipo con menos appeal con la audiencia, pero que al final cuenta con cualidades muy similares ( de ahí que el enfrentamiento resulte tan cabrón), pero con un extra, que no son ni Alfred y ni el Batimóvil (eso fue puro fan-service), sino una organización policial muy cabrona, que marcaría las bases de algo gigantesco. Eso es lo que tiene Purvis en lugar de un gran carisma (y de Marion Cotillard) y que al final resulta mas efectivo. Y si me preguntan, me parece que Melvin Purvis es mucho mejor superhéroe que el mismo Bruce Wayne (creo que algo parecido a lo que hizo con este papel, le hizo falta a Bale en TDK)

El manejo de cámara es algo que en realidad no me gustó mucho, pero que resulta un recurso infalible para las rápidas secuencias de balazos. Gran acierto de Michael Mann. Mann es un güey que sabe perfectamente como transmitir el drama que viven sus personajes, a la audiencia. Y eso lo hizo a la perfección durante toda la película (a pesar de que en algunos momentos luce un tanto lenta), desde las escena en la que Walter muere, o cuando Billie recibe una tremenda putiza hasta que el público es testigo, al filo de la butaca y apretando con gran fuerza la mano de su acompañante, de un, ya inminente desenlace, guardando siempre la esperanza de que milagro salvé al carismático, pero problemático protagonista.

Por cierto Marion Cotillard es una puta belleza

Anuncios

Acciones

Information

One response

13 07 2009
**LiZ**

yo solo opino ke la vieja esta fea para ese hombre casi perfecto Johnny Depp (no es perfecto….xke no esta junto a mi XD), y ke mmm amo hacer bromas d el batimovil y alfred y puta romana jodida, y si. la camara y la musik tienen fallas por ke luego no kedan jaja ya estan en otra toma y sigue la misma musik 🙂 y yo no le estaba agarrando la mano a nadie jajajaja
bno m largo
pasa a mi blog 🙂
p.d. Johnny Depp m mama!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: