“You shouldn’t’ve done that Anne…”

25 05 2009

“This is the last… of illusions. This is the final… trace of innocence. If I’m caught, in the middle, I know it will be… the end of me”. Parece divertido como a veces el mundo puede hacernos perder el control, y desquiciarnos por completo. Pero de verdad, ¿quién desquicia a quién? ¿El mundo al hombre, o… el hombre al mundo? Hace rato un amigo andaba buscando información sobre un filme del año pasado, bastante entretenido “Funny Games”(2008), remake del filme homónimo de 1997, dirigido por Michael Haneke. Es un filme extraño, pues está filmado tal cual su versión original, toma por toma. Realmente lo único que cambia, es el idioma, los subtítulos, y los actores. Bien podría decir que es uno de los mejores filmes del género que he visto (sea la versión que sea), pues no es como todos, siempre con sangre volando por todos lados, y muertes sin parar.

Funny Games

Una característica esencial de “Funny Games”, es que roza entre la línea de la realidad, y la ficción (incluso hay un conveniente comentario sobre esto al final del filme). El personaje de Paul, tiene escenas en las que se dirige directamente al público, y él realmente “sabe” que está dentro de un filme. Generalmente, en los filmes de terror, uno o dos de los personajes siempre sobreviven; en “Funny Games” se rompe esa regla al matar a toda la familia al final del largometraje. Otra escena memorable es el retroceso del asesinato de Peter: Anna le dispara, dado la esperanza al público de que la familia podrá escapar, pero Paul simplemente agarra el control remoto y regresa la escena, dando a entender al espectador que quien tiene la situación bajo control es él, y que el final ya está echado. Siempre parece saber lo que el público quiere que pase, para ir en contra precisamente de eso. Y, como el “mal siempre gana”, ninguno de los deseos del público sobre el desenlace se vuelve realidad. Es un filme en el que los asesinatos no se ven, la sangre realmente acaba siendo secundaria, y realmente lo que busca es estresar al espectador, pero no de miedo, sino de no poder cambiar la escena.

En sí, el filme es un mensaje sobre cómo puede haber violencia exagerada en el mundo y como ésta pervierte hasta a las mejores personas. Es una película cíclica, pues tal como empieza es como acaba, y en ambas versiones, las actuaciones son igual de buenas. Para cerrar el post, les dejo una de las mejores escenas de la película: la del control remoto. En ella, Paul reta a Anne a decir una oración, y luego rezarla al revés…  y sigue una escena en la que solo queda decir: “What the fuck!?”

“You’re not allowed to break the rules…”

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: